Cádiz en Moto

Parece que el buen tiempo está empezando a arrancar, aunque aquí en Cádiz ha venido acompañado de un fin de semana de fuertes vientos de levante., sobre todo cerca de la costa. Por eso, para nuestra salida de este sábado 8 de marzo decidimos ir tierra adentro a la aventura. La ruta que seguimos (o mejor dicho, que “fue surgiendo”) es la siguiente:

Salimos de Cádiz y llegamos, por la ap4 hasta la salida de Paterna, pero esta vez nos dirigimos hacia el norte en dirección a El Portal. No llegamos a entrar en la pedanía jerezana, sino que continuamos por la carretera, cruzando el conocido Lomopardo, Estella del Marqués y Torremelgarejo (cuyo artículo en la Wikipedia está ilustrado con una foto que hice en 2011, por cierto).

A partir de ahí nos embarcamos en un relajado camino de curvas suaves, colinas y algunas lagunas. Atravesamos la barriada rural de Gibalbín, ya en el límite de la provincia, y nos adentramos un poco en Sevilla para tomar una merendola en Venta de Alonso.

Tras esto, volvimos un poco hacia atrás y tomamos el desvío hacia Espera. La carretera hasta llegar al pueblo es una gozada, tranquila pero con agradables curvas para la moto.

En Espera nos esperaba la cabalgata de carnaval. Con lo pequeño del pueblo, la avenida principal y algunas calles aledañas estaban cortadas, por lo que decidimos ir a visitar lo principal: el Castillo de Fatetar, situado en el punto más alto de la localidad, desde donde se puede ver la población entera.

La subida al castillo es dura, lo mejor es dejar el vehículo al pie e ir andando. Una vez arriba la vista es impresionante. Al parecer la Ermita, principal cara visible del castillo, tiene más de 1100 años de antigüedad.


Desde el lateral de la cima, mirando al oeste se suceden verdes colinas de terrenos casi vírgenes que se extienden hasta El Cuervo y Lebrija.

Tomamos la salida este del pueblo (CA-402) y encontramos una divertida y revirada carretera que lamentablemente no pudimos disfrutar mucho porque se estaba haciendo ya de noche pero que sin duda es de interés motorístico, porque en los escasos 8km contamos hasta 6 motoristas en dos grupos, más de los que habíamos visto en todo el resto del día.

Bajando a Bornos nos paramos por última vez para contemplar la imponente vista que se nos presentaba, con el embalse de Bornos en el primer plano, Bornos a la derecha, Villamartín y el Coto de Bornos a la izquierda, y como telón de fondo la impresionante sierra de Grazalema con el Pico del Pinar en el centro. Podéis encontrar más información en el interesante blog Entorno a Jerez. La siguiente foto la tomamos justo desde aquí.

Tras las pertinentes fotos panorámicas, decidimos volver a Cádiz. Si bien hasta ahora no habíamos notado el levante por haber tomado carreteras secundarias interiores, al montarnos en la autovía el viento nos dio con toda la fuerza y la vuelta se nos hizo un poco pesada. Pero llegamos!

Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *