Cádiz en Moto

Llega la temporada navideña y las salidas más ruteras dejan paso a los paseos de domingo a ritmos más tranquilos. Este último fin de semana hicimos una pequeña ruta por Medina-Sidonia, aprovechando una jornada de puertas abiertas.

Image

El primer paso, como viene siendo habitual cada vez que visitamos este municipio, es tomar una merienda en Aromas de Medina, en la entrada norte de la ciudad. Se trata de una empresa familiar que ha ido creciendo con los años para convertirse en un referente en cuanto a dulces artesanos, que en la temporada navideña cobra especial importancia.

Image

Los productos son la principal atracción, pero no la única. La impresionante decoración, de estilo andalusí, ofrece un entorno acogedor para comprar los pasteles navideños y para disfrutar de una merienda en la pastelería del local.

Image

En el piso superior han dispuesto un bonito belén que se puede visitar durante toda la temporada navideña.

Image

Image

También desde el piso superior es posible ver, desde un balcón, las instalaciones en las que se elaboran y empaquetan los productos de consumo. Un interesante punto de vista.

Image

Tras la merienda, ya pasado el atardecer, subimos hasta el centro del pueblo, desde el que pudimos obtener unas bonitas vistas.

Image

En Navidad, Medina ofrece multitud de atractivos para los visitantes. Por un lado, la venta de productos artesanales es un foco de turismo muy importante, pudiendo hacer compras tanto en el ya mencionado Aromas de Medina como en multitud de otros locales en el centro del pueblo, incluso las monjas del convento elaboran y venden sus propios productos artesanos.

Por otro lado, son numerosos los belenes que abren sus puertas al público, muchos de ellos con un nivel de detalle impresionante, como el de la Hermandad del Cristo de la Sangre, situado en una calle cercana a la Plaza de España.

Image

También abren sus puertas muchas edificaciones históricas, como la Iglesia del Convento de San Cristóbal, con una decoración perteneciente en su mayoría al siglo XVIII.

Image

Otro interesantísimo lugar que también abrió sus puertas durante estas jornadas fue el Museo Etnográfico, que busca mostrar la forma de vida y costumbres de Medina-Sidonia durante los últimos siglos, con exposiciones con objetos reales y recreaciones de diversas épocas. Desde los útiles para trabajar la tierra hasta las técnicas para la elaboración del vino, pasando por las diferentes etapas de la industrialización de las actividades agrícolas.

Image

Image

En definitiva, Medina-Sidonia es una localidad que acoge al visitante en estas épocas navideñas, un lugar tradicional donde pasar una tarde de domingo con la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *