Cádiz en Moto

¡El verano está llegando a pasos agigantados! Para aprovechar el buen tiempo, este último fin de semana decidimos visitar Gibraltar. Pero antes, lógicamente, tuvimos que desayunar. Esta vez desayunamos en el Hotel Las Grullas de Benalup. Por muy poco dinero nos pusieron un desayuno completísimo, hasta una tortilla!

Img

Tras salir de allí tomamos rumbo norte, cruzando el precioso Embalse del Celemín hasta desembocar en la autovía Jerez – Los Barrios. Desde allí empezamos a buscar Gibraltar, porque no había ninguna indicación par allegar hasta estar casi al lado del territorio inglés.

Como sabréis, Gibraltar es un territorio británico situado en la bahía de Algeciras y su principal atractivo turístico, el peñón de Gibraltar, cuenta con una importante afluencia de visitantes debido a su imponencia y puntos de interés. Al ser domingo no tuvimos que esperar nada para entrar, aunque se agradecería algo más de amabilidad de parte de los policías nacionales de la entrada, nada que ver con la simpatía de los policías británicos.

Se dice que el peñón se identifica con la columna norte de las Columnas de Hércules, que en la mitología representaban la última frontera del mundo conocido. Por otro lado, ya en territorio africano, el Yebel Musa suele considerarse como la columna sur, visible en el centro de la siguiente foto.

Img

La subida al peñón es bonita por las increíbles vistas de la bahía y del continente vecino. Recientemente han establecido unas tarifas de acceso, en mi opinión abusivas. Dos adultos y un vehículo, más de 30€. Si vas andando y no visitas las cuevas, 1€ por adulto. Suerte si subes andando. Nosotros íbamos en plan barato, así que subimos andando (yo me quedé a mitad de camino). En otra ocasión pasaremos por el aro y pagaremos para ver las cuevas.

Img

Al ir en domingo la ruta comercial, situada a lo largo de la Calle Real estaba desierta. Las tiendas, que durante la semana ofrecen productos de toda clase a precios más competitivos que en España, estaban cerradas. Estuvimos almorzando en la plaza principal de la ciudad (Casemates’ Square) y luego decidimos abandonar la superpoblación del centro y rodear la península con la moto. Lo cierto es que este camino es lo que más nos gustó de Gibraltar.

Img

En el límite austral del territorio se encuentra Punta Europa, una preciosa zona de recreo que, con buen tiempo, es todo un disfrute. La zona cuenta con un faro y, curiosamente, dos edificios religiosos situados a pocos metros: una mezquita y una iglesia católica.

Img

El día estaba muy despejado y las vistas eran espectaculares, pudiéndose ver la línea montañosa de la costa africana.

Img

Con esto, decidimos concluir nuestra visita. La salida fue rápida, aunque la señalización no es la mejor. De hecho un guardia civil nos llamó la atención porque al parecer había un carril habilitado para motos que no alcanzamos a ver. En definitiva, si queréis visitar Gibraltar y no tenéis intención de comprar nada, id en domingo. Así os ahorráis las kilométricas colas de entrada y salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *